07 mayo 2021

POEMA DEL MES DE MAYO

 ¿Echábais de menos el poema de este mes? 

Este mes de mayo estamos de cante, por eso os ponemos tres poemas en unas voces magnificas, seguro que alguna reconoceréis. ¿Os habíais imaginado que la literatura del siglo XVI la cantara quien lo hace? Disfrutad de la letra, de la música y de las voces. 

También os dejamos enlaces para que escuchéis un poema del mes pasado en canción.

 

ME MATAN SI NO TRABAJO, Nicolás Guillén

 

  

 

                Nicolás Guillén                                                           Los Sabandeños

 


Me matan, si no trabajo,
y si trabajo, me matan;
siempre me matan, me matan,
siempre me matan.

Ayer vi a un hombre mirando,
mirando el sol que salía;
ayer vi a un hombre mirando,
mirando el sol que salía:
el hombre estaba muy serio,
porque el hombre no veía.
Ay,
los ciegos viven sin ver
cuando sale el sol,
cuando sale el sol,
¡cuando sale el sol!

Ayer vi a un niño jugando
a que mataba a otro niño;
ayer vi a un niño jugando
a que mataba a otro niño:
hay niños que se parecen
a los hombres trabajando.
¡Quién les dirá cuando crezcan
que los hombres no son niños,
que no lo son,
que no lo son,
que no lo son!

Me matan, si no trabajo,
y si trabajo, me matan:
siempre me matan, me matan,
¡siempre me matan!

 

https://www.youtube.com/watch?v=zMraFz_XNpg Versión de los Sabandeños

https://www.youtube.com/watch?v=d0UaILKSeNY Versión de Ana Belén

 

FRAY LUIS DE LEÓN: “Oda a la vida retirada”

 

                          Fray Luis de León                                    Alma di Voices


¡Qué descansada vida

la del que huye del mundanal ruïdo,
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido

Que no le enturbia el pecho
de los soberbios grandes el estado,
ni del dorado techo
se admira, fabricado
del sabio Moro, en jaspe sustentado!

No cura si la fama
canta con voz su nombre pregonera,
ni cura si encarama
la lengua lisonjera
lo que condena la verdad sincera

¿Qué presta a mi contento
si soy del vano dedo señalado;
si, en busca deste viento,
ando desalentado
con ansias vivas, con mortal cuidado?

¡Oh monte, oh fuente, oh río!
¡Oh secreto seguro, deleitoso!
roto casi el navío,
a vuestro almo reposo
huyo de aqueste mar tempestuoso

Un no rompido sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza o el dinero.

Despiértenme las aves
con su cantar sabroso no aprendido;
no los cuidados graves
de que es siempre seguido
el que al ajeno arbitrio está atenido

Vivir quiero conmigo,
gozar quiero del bien que debo al cielo,
a solas, sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo.

https://www.youtube.com/watch?v=dgRw0EK3rdM

 

Cantar del alma que se huelga de conocer a Dios por fe